Mi Mundo

Tuduri y Cupcakes de Resopón

enero 29, 2015

Hoy os quiero contar nuestra experiencia en cuanto a los proveedores de cupcakes para la boda a modo de resopón.

Os preguntaréis como se nos ocurrió la idea de hacer un resopón de cupcakes, bien, es cierto que están de moda y que a todo el mundo gustan. En Country Club nos ofrecieron un menú con postre y tarta nupcial opcional. Pensamos que después del postre y la cena la gente no iba a querer más dulce, del tipo tarta nupcial. También nos planteamos una mesa dulce, pero no nos acababa de convencer. Dándole vueltas y navegando por Instagram y Pinterest se nos ocurrió poner cupcakes, con una estructura que simulara una tarta a modo de resopón. De esta manera, si alguien quería comer dos tenía la opción, los que estuvieran llenos por la cena podían optar por no comer y llevárselo para desayunar al día siguiente… Vimos que como idea era muy versátil y apostamos por ella.

Probamos primero con Chic&Vintage, el año pasado Javi me sorprendió con una fiesta sorpresa y una tarta de minions con cupcakes de dicha tienda. El caso es que cuando fuimos a pedir presupuesto por los cupcakes de boda nos pareció un precio desmesurado, además del alquiler del expositor, el transporte, la fianza… todo era sumar y sumar así que decidimos descartarlos.

Después de una búsqueda por internet encontramos Cupcakes & Co. Concertamos una cita y fuimos a verles. Nos gustó mucho el trato y la cantidad de opciones que nos dieron, cupcakes grandes, pequeños, sabores, cápsulas… Nos pasaron un primer presupuesto y cuando les respondimos con algunas modificaciones al respecto no volvimos a saber de ellos. Contactamos repetidas veces con ellos por teléfono y whatsapp para recordarles que seguíamos pendientes del presupuesto modificado. ¿A vosotros os llegó dicho presupuesto? Porque nosotros todavía estamos esperando.

Ya estábamos casi a puntito de descartar la opción de los cupcakes a modo de resopón, cuando una tarde paseando por Palma, paramos a tomar algo en Tuduri. Javi pidió un cupcake de chocolate y yo un trozo de tarta Banofee. Ambas opciones estuvieron deliciosas y ahí se nos encendió la bombilla: vamos a preguntar si podrían hacernos los cupcakes para la boda con una tartita pequeña. Estuvimos hablando con Elisabeth, la propietaria y la persona que nos iba a hacer los cupcakes. Desde el principio nos dio muy buen feeling, todo eran facilidades y predisposición al trabajo. Nos dejó un precio razonable por los cupcakes y el alquiler del stand. Entendió desde el principio la idea que teníamos en cuanto a la decoración de los cupcakes, aun así nos mandó unas cuantas fotos con propuestas de varias cápsulas y decoraciones.

El día de la boda llegó y con él, los nervios, las prisas y la incertidumbre. Al llegar a Country Club no habíamos visto los cupcakes y tampoco la tarta. Elisabeth hizo un gran trabajo, la tartita de la parte superior era preciosa y los cupcakes de chocolate y zanahoria exquisitos.

La idea gustó muchísimo a todos los invitados, amigos y familia. Desde los más jóvenes hasta los más mayores…

¡Por no mencionar que los cupcakes dieron mucho juego para fotos divertidas y diferentes!

Solo podemos estar agradecidos a Elisabeth y Tuduri por el gran trabajo y hacer que nuestra idea fuera posible en uno de los días más importantes de nuestra vida. GRACIAS.

También podría interesarte...

Sin Comentarios

Deja tu comentario